El miedo a acudir al dentista es muy habitual. Hay gente que solo al pensar en pedir cita siente ansiedad y suele venir generado por malas experiencias previas, dolor o los pinchazos de anestesia y en la mayoría de los casos por algún problema de niños. Pero no tienes que renunciar a tu salud dental o a empeorar una situación sencilla en tu boca por causa de esa ansiedad. Nuestro equipo está formado para atender casos como el tuyo y comprender tus miedos. Nos interesa que superes esto de una forma sencilla e indolora.

Si tu miedo está relacionado con el dolor… podemos hacer el tratamiento con una sedación. Sedación consciente inhalatoria:

¿Has oído hablar de «gas de la risa» en las películas? Inhalar este gas es totalmente seguro y administrado por un dentista que ha recibido una formación oficial notarás una gran relajación y bienestar que te permitirá controlar la ansiedad y tu odontólogo podrá hacer su trabajo.

La sedación consciente inhalatoria es un procedimiento con efectos rápidos, eficaces y totalmente seguros. En unos pocos minutos, el paciente recupera su estado normal.